Menú

No es un sueño: Davide Bais gana la séptima etapa del Giro d’Italia

Giro d'Italia
7ª etapa: Capua - Gran Sasso d'Italia (218 km)

No es un sueño. Está ocurriendo de verdad. Todo está ocurriendo de verdad. Davide Bais ha ganado a lo grande. EOLO KOMETA ha conseguido un enorme triunfo. Y lo ha hecho a su manera: contra todo pronóstico, con el hombre que nadie esperaba, en la cima de una montaña, con nieve y frío, tras una escapada de más de 200 kilómetros. Ganó Davide Bais, espléndido en la meta de Campo Imperatore, donde había triunfado Marco Pantani, logrando su primer éxito como profesional en una jornada complicada y dura. Etapa, maillot azul de los escaladores, y este ya hermoso Giro de Italia se convierte en inolvidable. Y todo es hermoso, empezando por el final: desde las primeras palabras de Davide que, un momento después de ganar, dedicó su éxito «a un compañero que está librando una batalla muy difícil: Arturo Grávalos, esto es para ti».

Es difícil, realmente difícil hacer una crónica de la etapa de hoy porque se podría resumir en dos líneas: la escapada con Bais, Karel Vacek (Corratec Selle Italia) y Simone Petilli (Intermarché Circus Wanty) se marchó a los pocos kilómetros. Nadie pensaba que llegaría hasta el final, pero la ventaja de los tres creció hasta superar los 11 minutos: la línea de meta se acercaba, y la esperada reacción del pelotón nunca llegó. Los tres escapados se jugaron el sueño de su vida, y Bais lo hizo brillantemente para distanciarse de todos en un potente sprint que le condujo al éxito.

«Cuando empezamos», dijo Davide, tratando de contener su emoción, «nadie pensaba que fueramos a tener alguna posibilidad de terminar, ni siquiera nosotros. A decir verdad, me había metido en una escapada para intentar conseguir algunos puntos en la clasificación de la montaña y para apoyar a Fortunato. Luego pasaron los kilómetros y nos dimos cuenta de que había posibilidades de llegar, así que intenté reservarme para darlo todo en el final: todavía tengo que darme cuenta de lo que ha pasado, estoy viviendo un momento precioso, es mi primera victoria como profesional y la he buscado con todas mis fuerzas. En el último kilómetro he intentado mantener las ruedas de Petilli, que era el más fuerte en la subida, y luego he esperado a los últimos metros para esprintar. Quiero dedicárselo a Arturo Gravalos, a mi novia y a mi familia, y a todo el equipo porque somos un grupo que trabaja bien y teníamos muchas ganas de ganar. Y quién sabe, de aquí al final puede que algunos de mis compañeros nos den otra victoria. Intentaré defender este maillot azul lo máximo posible porque es un maillot precioso. Al final, Ivan Basso y yo nos abrazamos y él también estaba muy contento, Ivan y Alberto Contador siempre han sido mis ídolos y tenerlos en el equipo es algo increíble. ¿Qué pensé en la meta? Que era un sueño».

Ivan Basso: «Una victoria tal vez inesperada, pero sin duda buscada y deseada: Davide es un joven que sacamos de uno de los mejores equipos juveniles y enseguida intentamos ayudarle a crecer y mejorar, trabajando en él. Nuestro Giro empezó muy bien, siempre logrando buenos puestos con Albanese y con Maestri y ahora aquí está esta victoria: siempre hemos atacado, el Giro d’Italia es la carrera más bonita del mundo y es nuestro deber honrarla. Y no nos detendremos aquí».

POLTI KOMETA
AURUM VISIT MALTA
GSPORT EOLO SKODA SOLO CAFFE
ENVE KASK BURGER KING SIDI KOO OLIVA NOVA LOTTO
CHIARAVALLI VITTORIA EMEN4SPORT LECHLER BRICS BKOOL PROLOGO ELITE LOOK SVITOL TRAININGPEAKS LACASADELFISIO SPORTLAST VELOTOZE BETA Honest Food Pedranzini